Wilshere

La heroica resistencia del Atlético de Madrid en el Emirates Stadium deja un panorama radicalmente distinto para el partido de vuelta frente al Arsenal. En lo emocional, el equipo rojiblanco regresó a Madrid con un resultado que el contexto del encuentro tras la expulsión de Vrasljko debió derivar hacia otra cosa, de modo que la ventaja anímica -y el mensaje del Cholo después del encuentro preparó al Metropolitano para su primera gran noche Europa- será un factor a tener en cuenta.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
En lo puramente futbolístico, la pregunta es cómo gestionará el Atlético de Madrid la defensa frente al Arsenal en igualdad numérica, algo que sólo pudimos intuir en Londres. Es evidente que perder a Vrasljko le dio una clara ventaja al cuadro londinense, pero también que el Atlético de Madrid pasó a reducir la franja de terreno a defender, lo que provocó que las ayudas en la protección del área fuesen más sencillas. Es cierto que el equipo, al perder un punta, tuvo mucha menos salida, pero al componente emocional que ayudó a la resistencia se sumó un escenario defensivo en el que Godín u Oblak marcan la diferencia.
Evidentemente, estar en inferioridad numérica no fue en absoluto positivo, pero sí ofreció un contexto defensivo que obligó a un plus de finura al Arsenal, que por otra parte se aprovechó de poder robar la pelota de forma constante en campo rival, al perder el Atlético de Madrid el apoyo interior de Griezmann para que pudiera lanzar a Gameiro al espacio. Más allá de que el resultado para el equipo londinense obligue a una intención similar a la vista hace siete días en el Emirates Stadium, cabe esperar un escenario de encuentro radicalmente distinto.
En primer lugar, por la presencia de Diego Costa, que indiscutiblemente hará que el Arsenal realice menos ataques organizados. El hispanobrasileño encontrará, presumiblemente, un escenario ideal. Con la posesión dividida, algo que se puede intuir, Koscielny y Mustafi pasarán mucho tiempo defendiendo a gran altura, y ahí cualquier envío profundo va a ser un suplicio para los ingleses. Costa tendrá que dar profundidad al equipo, y por las características y necesidades del rival, lo hará arrancando de una altura que encaja perfectamente con sus características.
Esa posesión dividida, sin embargo, puede llevar al Atlético de Madrid a dar un espacio extra en campo propio. El 4-4-2 de Simeone garantiza dos cosas que son realmente importantes para defender al Arsenal. En primer lugar, que Diego Costa y Griezmann, en la última línea, llevan a tu equipo a atacar con frecuencia, aunque la pelota esté lejos de la portería rival. Es algo que evidentemente faltó en el partido de ida y que se hace más valioso si cuentas con esa dupla de delanteros, ya que aportan una opción de gol constante, ya sea por consecuencia directa o indirecta.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
El segundo de los factores a tener en cuenta es la defensa exterior. El Arsenal proyecta muy arriba tanto a Bellerín como a Monreal, de modo que el pase hacia fuera siempre es una opción interesante y dañina. El posicionamiento de Koke y Correa sin pelota ayuda que ese envío no sea recibido de forma limpia, de modo que el Arsenal pierde un activo clave a la hora de atacar. Primero porque por sí mismos, los dos laterales españoles son capaces de ser muy productivos, y segundo porque esa altura a la que juegan ayuda a poder recuperar la pelota con premura en campo rival.